Ilustrador

Después de setenta y nueve años, la vida te da sorpresas. Como a su abuelo, cuando un aforo de santos le vitoreó en el concierto de órgano improvisado en la iglesia de San Pedro, o como a su madre, maestra, cuando un grupo de “angelicales” niños le rindieron homenaje por su paciencia y buen hacer, o como a su padre, lector empedernido, cuando tocó con sus manos y su mente una primera edición del Quijote.

A Emilio, le sorprende la suerte de haber contado con amigos como Juan de Ávalos, Mary Romero, Mª Merced Virginia, Bardasano, Bonifacio Lázaro que le ayudaron a transmitir su magia ancestral  a través de sus cuadros, dibujos y esculturas. Y aún le sorprende más que  Lucía, su mujer, le ayude a canalizar esa imaginación desbordante que, a veces desarma y paraliza. Y lo más sorprendente es que esté junto a su hijo en este libro. Esta es a grandes rasgos la biografía de Emilio Navarro García-Muñoz.

Ver Galería de Ilustraciones

fotos ilustrador acocheras emilio navarro garcia muñoz

¡Compártelo con tus amigos!